como formar una empresa

0

A estas alturas es seguro que has hecho una de cuatro cosas.

1- Ya tienes tu lista completita de propósitos para este año.

2- Ya tienes esa lista y ya empezaste a hacer las cosas que te propusiste.

3- Tienes la lista pero estas esperando a que pase la partida de rosca de reyes para empezar a hacer las cosas.

4- De plano no tienes tu lista de propósitos ya que siempre que la haces no logras concretarlas.

ConfundidoSea cual fuese tu caso estoy seguro que esto podría interesarte y ayudar a alcanzar aquellas metas que te has fijado ahora o antes y no sabes ni siquiera como lograrlo.

Son solo algunos consejos para hacer del próximo año tu año de mayor éxito.

Por cierto… puedes estar tranquilo, porque no te voy a sugerir que saques tu billetera en absoluto. Todo lo que necesitas es disponibilidad y tu cerebro.

La última vez que te dije que la mayoría de las personas que están tratando de tener éxito en la vida no se dan el lujo de ser brutalmente honestas consigo mismo.

Ellos simplemente no piensan en sus metas más allá de la idea de que les gustaría solo lograr hacer más o mejor (dinero, relaciones, salud…).

Claro, todo el mundo quiere eso, pero si realmente deseas alcanzar tus metas, tiene que ser más honesto que eso. Necesitas pensar en tus metas, evaluar  tus metas y tomar decisiones sabias sobre tus metas.

Lo que voy a hablar de este momento es precisamente acerca de esto, así que aparta unos minutos para leer todo hasta el final.

Voy a decirte cómo planificar tu próximo año.

Eso puede no sonar como un tema muy excitante, pero puedo garantizarte que es la mejor manera de aumentar tu éxito.

Cuando empecé con mi negocio, yo no planeaba en lo absoluto, literalmente. Había tanto que aprender, y estaba tan confundido, que no sabía qué hacer.

Todo lo que sabía con certeza era que quería un negocio que me permitiera vivir la vida que yo quería.

Así que algo confundido, probé con una y otra cosa, tratando de averiguar que funcionaba y qué no.

Muy pronto, me di cuenta que no lograba llegar a ninguna parte.

Habían pasado como dos años y sentía como si no hubiera hecho ningún progreso en absoluto. Fue muy frustrante, y lo peor era que no estaba seguro de lo que estaba mal.

Entonces les pregunté a algunos amigos que cual pensaban que podría ser el problema. Busque y pedí consejo a otros amigos que estaban teniendo problemas similares.

Fue obvio para casi todos que el verdadero problema era no tener un plan. ¡Todos estábamos persiguiendo cosas que no funcionaban consistentemente, y eso significaba que perseguíamos casi toda oportunidad que nos pasaba por el frente!

Déjame ahorrarte esa frustración al decirte que debes tener un plan.  No tiene que ser perfecto. No tiene que ser brillante. Simplemente tiene que existir.

Podía sorprenderte lo fácil que es hacer uno. Sólo son cinco pasos, y se basan en lo que te dije la última vez, “Siempre Avanzar“.

Hay libros enteros escritos sobre este tema, pero te voy a dar un plan corto para conseguir que se haga. Tal vez esto te ahorrará un poco de lectura.

PASO 1: Evaluar El Último Año

Sí, esto es lo que mencione que debías hacer la última vez, pero quiero ver esto con un poco más de detalle.

Si tenías un plan para el año pasado, estudia cómo salieron las cosas:

* ¿Lograste tus metas?

* Si no lograste una meta en concreto, ¿por qué crees que no la alcanzaste?

La mayor parte de la gente no tenía un plan a seguir el año pasado, por lo que la evaluación no es cuestión de comparar sus resultados con sus metas. Pero eso no significa que debas omitir este paso. Sólo tienes que hacer algo diferente.

Lo que vamos a hacer es analizar lo que quieres lograr (éxito así tal como lo defines) en general, y lo que hiciste el año pasado para tratar de avanzar en esa dirección.

Claro, seguro que no lo has logrado todo todavía, pero pregúntate si realmente lo intentaste, y cómo lo intentaste.

Tienes que ser muy específica aquí.

Pregúntate lo que hiciste específicamente para lograr tus metas a largo plazo. Debes Ser brutalmente honesto contigo mismo (de nuevo) y averiguar si perdiste el tiempo, o el enfoque, o lo que haya sido.

Este es el ejercicio que describí la última vez, pero quiero que lo hagas a GRAN detalle. Habla con tus amigos y mentores. Habla con tu familia, si te sientes cómodo haciéndolo.

Averiguar dónde has estado durante los últimos 12 meses, para que así puedas identificar hacia donde seguir después.

PASO 2: Elige de 1 a 3 metas “GRANDES” para este año

En cierto modo, un año es sólo una meta arbitraria. Puede tener metas para toda tu vida si lo deseas, o metas para la próxima década.

Pero centrarse en el próximo año puede empezar a ayudarte para conseguir metas de forma regular, que es precisamente de lo que se trata el tener éxito.

Así que elige una, dos o tres “grandes” metas para llevarlas al cabo el próximo año.

Puedes tener una sola meta. Eso está bien, y en realidad podrías estar mucho más enfocado. Pero si tiene dos o tres metas, eso está muy bien también.

No escojas cuatro o más metas. A largo plazo eso te hará más daño que bien.

Tener demasiadas metas es como tener demasiados  canales de televisión de donde elegir. Terminas saltando de canal en canal buscando algo bueno, y al final no logras disfrutar de un programa completo que valga la pena.

Demasiadas metas son solo una distracción. Tener de una a tres metas bien definidas te permite enfocarte con la precisión de un rayo láser. Así es como luce una meta bien definida…

En primer lugar, es concreta. Eso significa que es claramente algo que tú quieres, y es lo suficientemente específica para significar algo en el mundo real.

Está bien decir que deseas “ser rico”… pero ¿qué significa eso? Debes ponerle una cifra concreta. Sácalo. Que sea lo más concreto posible.

En segundo lugar, que sea alcanzable para ti, esto significa que puedas progresar hacia tu meta.

Está bien decir que deseas curar el cáncer, pero ¿realmente estás preparado con el conocimiento y el equipo para hacerlo? La mayoría de las personas no lo están, y probablemente no es una buena idea a menos que seas un especialista y cuentes con lo que se requiere para lograrlo. Y de todas maneras de seguro esto en específico no es tu caso.

En tercer lugar, que sea factible… con un esfuerzo.

Es importante fijar metas que te exijan un esfuerzo, algo así como en un entrenamiento atlético. Si no te exiges, nunca lograras algo más allá de lo ordinario.

Pero no te presiones hasta desfallecer. Esfuérzate duro, pero si llegar al punto donde te puedas lastimar. Esto apela a tu juicio, sin duda, pero también es algo que se puede sentir.

Por ejemplo, si tu emprendimiento es nuevo y nunca ha generado ventas, decir que tu meta es hacer ventas de cien mil pesos al día el próximo año probablemente sea una meta demasiado grande. En caso de alcanzarla, ¡excelente! Pero tal vez alcanzar ventas de 10,000.00 diarios consistentemente puede ser una meta que exija suficiente esfuerzo.

En cuarto lugar, que sea emocionante. No puedo enfatizar esto lo suficiente.

Si tus metas no te motivan a levantarte de la cama por la mañana, selecciona otras metas. En serio, de eso se trata ponerte metas. Asegúrate de comprometer tu mente y que te entusiasme.

Una vez que estés armado con tus metas bien definidas, es el momento para planificarla la forma de alcanzarlas.

PASO 3: Determina el factor de éxito de cada meta

Tienes que averiguar lo que hay que hacer para lograr cada meta en específico.

Obviamente, la meta en sí contiene algo de esto. Si tu meta es ganar 10,000 al día, necesitas hacer 10,000 por día para lograrlo. Pero yo estoy hablando de ir más allá de eso.

Por ejemplo, el factor de éxito para ese objetivo podría ser para ti

* Vender tu propio producto de 3,700.00 pesos

* Venta de nueve ejemplares por día obteniendo 10,000 pesos considerando un margen de utilidad del 30%

Ten en cuenta que es muy específica. Habla de lo que tu modelo de negocio es (de vender tu propio producto o servicio) y qué tipo de resultados requieres para conseguirlo.

No estás en posición de definir cómo vas a lograrlo todavía (esto es lo que sigue), pero estas definiendo claramente lo que necesitas para poder alcanzar tu meta.

No hay respuestas correctas o incorrectas aquí. Tu modelo de negocio pueden ser ventas de productos o servicios en un lugar fijo o incluso por internet, o una combinación de los dos, o algo más.

Ah, y la meta que estamos tratando de lograr influye en el factor de éxito que has definido para lograrla.

En el ejemplo que acabo de dar se refería a metas de ingresos específicos. Sin embargo, tu meta podría ser algo como conseguir 10,000 contactos para prospectos a clientes. En ese caso, su factor de éxito podría ser:

* Obsequiar  un manual con información de gran valor y utilidad  a cambio de sus datos de contacto

* atraer 100.000 visitantes, lectores o interesados por lo que con una relativamente baja tasa de conversión del 10% sería lo suficientemente bueno para lograr la meta

Diferentes tipos de meta – diferentes factores de éxito.

Ahora que ya definimos lo que es el factor de éxito de cada meta, es el momento de determinar exactamente cómo concretarlas.

PASO 4: Fracciona tu meta en partes

Esto se consigue en dos etapas.

Lo primero que debes hacer es fraccionar tu meta en pequeños trozos sobre los que puedas trabajar en el transcurso de todo el año. La segunda etapa consiste en asignar tareas específicas a cada uno de los trozos para saber exactamente lo que hay que hacer cada día.

Tal vez has escuchado esta vieja broma: ¿Cómo te comes a un elefante? Una mordida a la vez.

Es lo mismo con las metas. El alcanzar tu meta completa de una sola vez puede ser demasiado abrumador, sobre todo si es ambiciosa. Si la Divides en partes se hace más clara y mucho más fácil de digerir.

Comienza con el tiempo. Divide cada uno de tus grandes metas del año en cuatro partes, en trimestres naturales.

Si tu meta es ganar $10,000 por día, tal vez deberías estar haciendo $2,500 por día después de los primeros tres meses, luego $5,000 por día, después de seis meses, y así sucesivamente.

A continuación, divide cada trimestre en metas mensuales. Así que tal vez deberías estar haciendo cerca de 850 pesos por día en promedio después del primer mes, o algo similar.

Hay varias maneras de fraccionar tu metas en trimestres y mensuales, en función del tipo de meta que estás tratando de alcanzar. Los dos más comunes son:

* Puedes escalonar los números que desea alcanzar, tales como el aumento gradual de tus suscriptores o prospectos de cada mes

* Puede establecer puntos de referencia, tales como identificar cuanto tiempo libre por día te queda al final de cada mes

Ahora, una vez que has dividido tus metas en partes más pequeñas, es el momento de llegar a las tareas diarias y/o semanales necesarias para lograr cada una de estas metas más pequeñas.

Por ejemplo, para llegar a los 850 por día después del primer mes, se podría decir que se obtienen, en promedio, con una nueva venta de tu producto de 3700 por cada día y medio (es un poco menos pero ¿entiendes el punto no?).

Si asumes que con una tasa del uno por ciento de conversión, que es bastante conservador, pero también bastante común, requieres que  aproximadamente 75 personas vean tu oferta todos los días… y tienes que especificar cómo va a hacer que eso suceda.

Tal vez escribas un anuncio, o crees una campaña por internet, o lo que sea (diferentes estrategias tienen diferentes tasas de conversión). Aquí es donde puede llegar a usar tu imaginación, y cualquier otro recurso que puede aprovechar, para resolver esto.

Y hasta que haya algunos números reales a la base de sus estimaciones,  tendrás que seguir adivinado o estimando. Eso está bien. Continúa adivinando y aprendiendo.

A veces es más fácil considerar las cosas por semana. En este mismo ejemplo, se podría decir que debe alcanzar ventas que le dejen 5,950 por semana… y programar las tareas diarias necesarias para que esto suceda.

Este es el momento de la verdad, por así decirlo. Es donde haces las cosas relativamente simples para ayudarte a alcanzar tus metas grandes. Estarás comiéndote ese elefante un bocado a la vez.

PASO 5: Debes hacerte responsable

Este es el paso que la mayoría de la gente descuida, y es mortal para tus metas si lo pasas por alto.

Tienes que ser responsable de hacer las cosas diarias o semanales necesarias para alcanzar tus metas. No estoy insinuando que necesites de una niñera, pero sí es necesario reconocer que tendrás una tendencia a descuidar tus tareas. Todos lo hacemos.

Al final, no hay sustituto a la responsabilidad hacia ti mismo. Sólo te tienes que comprometer a hacer lo que debes  hacer, y aferrarte a eso.

Pero a veces un pequeño estímulo externo puede darte un gran impulso. Así que encuentra un mentor o un amigo para ayudarte para mantenerte en el camino. Así es como sugiero que lo haga:

* Dile a esa persona que quieres recibir algunos codazos amistosos de vez en cuando para que no descuides lo que hay que hacer para tener éxito

* Programa una reunión periódica o llamada telefónica con esta persona para reportar tu progreso

* Se honesto con esta persona acerca de lo que realmente hiciste o dejaste de hacer desde su última conversación

* Dile a esta persona que te de un leve manotazo si no cumples con el trabajo

Es en serio, si no te preocupa alcanzar tus metas, tener este tipo de apoyo para  no eludir tu responsabilidad no te ayudará.

Si te importa, saber que vas a tener que admitir ante alguien que te has quedado corto, eso podría darte la motivación que necesitas para mantenerte enfocado.

Todo ayuda. También puedes utilizar tu itinerario regular de rendición de cuentas para evaluar tu plan. Si necesita cambios, cámbialo. Es un plan, no una ley.

De eso se trata todo este proceso de armar un plan de acción… decidir, evaluar el progreso y lograr las cosas hasta convertirlas en un hábito.

Como lo dije, yo nunca hacia esto y para decir verdad los resultados eran decepcionantes. Una vez que empecé a planificar de esta forma, me di cuenta que el tener éxito no es tan difícil. Es una cuestión de fraccionar las cosas y lograr metas más pequeñas.

Con el tiempo, los “pequeños” logros se suman para alcanzar las “grandes” metas. Después podrás planear sobre metas tan grande que ni siquiera podes imaginártelas en estos momentos.

Date la oportunidad de una planificación así. A mí me ha ayudado mucho y espero que te ayude igual a ti.

Te deseo éxito para alcanzar tus metas este año, y espero que las compartas aqui mientras las vayas alcanzando.

Mis mejores deseos

Ronny Passarge

Has Click En Me Gusta

Filed under Superación Personal by on . Comentario#

1

Hola a todos

Esta temporada es perfecta para el autoanálisis y ver hacia el futuro y proponerse tener éxito en lo que sea.

De lo que estoy hablando es siempre avanzar, tanto en tu negocio como en tu vida.

En términos prácticos esto es lo que eso significa.  Siempre debes tratar de mejorar todo lo que estás haciendo, si se trata de administrar tu negocio o la gestión de su vida. Y siempre debe estar en la busca de cosas nuevas que explorar.

No estoy sugiriendo que nunca debas de tomar un desvío, o incluso tener que parar por un tiempo. Esas cosas pasan, y está bien.

Y no estoy diciendo que debas perder tu concentración y perseguir todo lo que se te atraviese. Estoy hablando de un tipo diferente de avance, donde te mueves enfocado hacia tus metas y explorar los diversos caminos para llegar a ellas.

Cuanto más avanzamos, aunque sea poco a poco a la vez, mejor te encontraras. Hay cuatro razones por las cuales esto es cierto.

En primer lugar, estarás aprendiendo.

He aprendido mucho más por moverme que por permanecer sentado y esperando. Incluso cuando fallo, aprendo, simplemente porque elijo verlo como una oportunidad para aprender.

Por ejemplo, cuando empecé a leer y moverme en el negocio del internet, yo estaba tratando de hacer funcionar un modelo de negocio enfocado en mis conocimientos y creencias. Fue un fracaso completo. Simplemente no funcionó en absoluto.

Tuve que renunciar a ella cuando fue obvio que no iba a funcionar. Pero en el intento, aprendí todo tipo de habilidades que aún hoy uso de diferentes maneras. Todo porque me estaba moviendo.

La frustración es parte de la vida, pero si conviertes esto en una oportunidad de aprendizaje, esto es una manera de avanzar en lugar de revolcarte en la decepción.

En segundo lugar, puedes encontrar más oportunidades.

Nada te ayuda a mantener una actitud positiva como encontrar nuevas formas de tener éxito. ¡Y no hay mejor manera de encontrarlas que moviéndote!

Puedo entender que te sientas deprimido. Todos lo hemos experimentado. Pero si te mantienes en movimiento, tratando siempre de mejorar y aprender a hacer cosas nuevas, casi te puedo garantizar que vas a encontrar nuevas oportunidades por todos lados.

Esto ha sucedido en mi vida más de una vez. Recuerdo cuando invertimos una fortuna en un negocio que al final no logre promover adecuadamente y fracasó rotundamente.

Pero ese mismo fracaso me abrió los ojos ante un mundo para mi totalmente desconocido en ese momento.

Hoy si bien no es mi fuente de ingresos principal, se bien que en un futuro no muy lejano, esto será a lo que me dedique y utilice para cualquier otra actividad o negocio que decidamos emprender.

En tercer lugar, te mantendrás motivado.

He visto y escuchado como amigos y conocidos se sienten fracasados.

Estoy seguro de que muchos se han sentido así. Yo mismo lo he sentido y sé que es horrible.

Cuando te sientes de esa manera, es muy fácil dejar de moverse y darse por vencido. Es natural retraernos en nuestro caparazón y se estancarnos cuando hemos perdido el entusiasmo.

Justo Aquí es la parte más extraña… Este es también el mejor momento para moverse.

Casi no importa lo que hagas cuando te sientes de esa manera:

* Puedes terminar un proyecto que dejaste abandonado hace un tiempo, sólo por hacerlo

* Puedes buscar algunos amigos para pedirles un consejo

* Puedes intentar algo completamente nuevo que querías probar, pero estabas demasiado ocupados para hacerlo

Son esos momentos en los que tu motivación está muy baja que es más probable encontrar nuevos intereses, nuevas habilidades y nuevas oportunidades. Al menos siempre ha sido así para mí.

Es también una oportunidad para analizar lo que estás haciendo. Definitivamente lo he visto en mi vida y en mi propio negocio.

Recuerda, precisamente de eso se trata el movimiento productivo, no sólo el estar fallando en todo (aunque a veces, hacer cualquier cosa nos puede ayudar a seguir adelante, como he mencionado antes).

En cuarto lugar, atraerás a otros que se mueven.

Honestamente, esta ha sido la parte más emocionante que he visto.

Cuando empecé, no interactuaba mucho con otros. Yo estaba un poco nervioso, así que lo conserve para mí mismo.

Ese fue un gran error. De esa manera Me aislé de un montón de oportunidades.

Luego, platique con antiguos compañeros de escuela. Y me percate que mis conocimientos recientemente adquiridos podrían ser de gran utilidad para todos nosotros. Y busco desde entonces la manera de ayudarles y con ello ayudarme a mí mismo.

No todos los proyectos han tenido éxito, pero un par de ellos salieron bastante bien. Aprendiendo a cada paso y de cierta forma, solo porque hemos decidido mantenernos en movimiento.

No hay razón válida en este mundo que no te permita empezar a avanzar así en su propia vida y negocio. Esto es una elección.

Una de las cosas que  espero puedas aprender cuando emprendas cualquier cosa es que es necesario un poco de disciplina para tener éxito. No es algo que pase de un día para otro. Sin embargo, mantenerte en movimiento, definitivamente puede ayudarte para lograrlo.

La Gente altamente exitosa se mueve. Ellos rara vez se detienen, a menos que sea con el propósito de analizar lo que están haciendo. La mayoría de las veces, están tratando de mejorar, tratando de aprender, tratando de experimentar cosas nuevas.

Si lo haces, tus posibilidades de éxito serán mucho mayores.

¿Cual es tu propósito mas importante a lograr para este 2011?

Deseo que lo logren y mucho mas!

Ronny Passarge

Has Click En Me Gusta

Filed under Superación Personal by on . 1 Comentario#